Abstenerse o votar en blanco, o el voto nulo, es dejar las cosas como están

Mañana 25-05-2014 tendremos cita con las urnas unos 36.000.000 de votantes. Y votar en blanco o abstenerse no debería ser una opción. Las razones son evidentes… llevamos años de crisis y si queremos cambiar algo ejerciendo nuestros derechos, habrá que empezar por practicarlos, incluyendo éste, que a su vez es un deber.

Voto EU

Abstenerse o votar en blanco, o el voto nulo, es dejar las cosas como están

Cuando te abstienes o votas en blanco, no cambias nada. La desazón por las políticas actuales, el paro, la crisis, la corrupción, los fraudes, salarios mínimos de seiscientos y pocos euros y “la paga ” del paro de 426 euros… está claro que así no podemos aspirar a ser europeos… pero más claro aún que no haciendo nada (abstenerse) o votar en blanco (que es casi lo mismo), las cosas por si solas no van a cambiar.

Isla-Tortuga-votaQue nadie espere que un representante político de una formación, la que sea, se vaya a levantar por la mañana, mirarse al espejo y pensar: “Hoy voy a ayudar a cambiar las vidas de los ciudadanos que represento para mejor. Y mañana repetiré… y así durante los días que sea eurodiputado“. Esto es España, somos así. Y si tenemos en cuenta que cobras por estar allí (y cobras que ya quisiéramos ir más de uno), si haces algo más… cobras lo mismo. Y claro está, que si te sales del guión de la formación o ideología… entonces aparte te puede caer un sermón, tirón de orejas, puteo o aún peor, la expulsión… y entonces se te acaba el chollo de pillar algo más de 6.000 €/mes netos, dietas de 4.299 euros/mes aparte, que se emplean para gestiones de oficina, teléfono y otras cuestiones relativas al uso de las dietas en si. Claro que si no asisten al menos a la mitad de las sesiones plenarias, les reducen las dietas a la mitad.

Haciendo un breve resumen, veamos cómo están las cosas. Los eurodiputados reciben las siguientes cantidades:

  • Sueldo mensual base de 7.956,87 € brutos al mes ( 6.200,72 € netos).
  • Dieta diaria fija de 304,00 € para alojamiento y otros gastos, por asistir a la actividad oficial según calendario y de 152 € en el caso de reuniones celebradas fuera de la Unión Europea, facturas de hotel aparte.
  • Dieta mensual fija para gastos generales en el país de origen de 4.299,00 € netos.
  • Gastos de viaje (Billetes de tren, avión, kilometraje, dieta distancia, dieta duración).
  • Dieta anual de viaje hasta 4.243,00 € para actividades especiales (Conferencias etc).
  • Indemnización transitoria por fin de mandato de un mínimo de 6 mensualidades hasta un máximo de 24 mensualidades.
  • Pensión mensual de Jubilación a los 63 años del 3,5% del sueldo base por cada año de mandato. Entre 278,49 y 5.569,81 € brutos según años de mandato (20 años máximo).

Medios materiales y recursos humanos a disposición de los europarlamentarios

Despacho para cada europarlamentario:

  • Equipamiento y suministro completo de material para oficina
  • Equipo informático y de telecomunicaciones
  • Vehículos oficiales
  • Bicicletas de servicio
  • Espacios y hemiciclos para realizar realizar actividades
  • Cursos de lenguas y de informática.

Recursos humanos
Dotación de 21.209,00 € brutos al mes para contratar asistentes personales y servicios externos, ya sea en Bélgica o en el país de origen. No valen familiares (cómo antes)

Al finalizar el mandato:
Los eurodiputados pueden trabajar inmediatamente después en asociaciones, grupos de interés, o derivados que puedan estar involucrados en el proceso de decisión europea, aunque no cobrarán ningún tipo de asignación transitoria.

Me pregunto que si les pagan por trabajar cómo eurodiputados… ¿porqué faltan y cobran igualmente? Igual que en España… trabajas jornada completa en dos turnos cinco o seis días a la semana, una buena parte de los casos, con un contrato miserable, te pagan menos de mil euros (con suerte), te tienes que pagar el transporte, la comida y aguantar a un jefe que piensa, en la gran mayoría de los casos, que estás sordo, eres gilipollas y que si faltas tres días, te vas a la calle sin derecho ni a rechistar.

Si aún así no tienes claro lo de ir a votar o hacerlo en blanco, es normal. ¿Para que quieres votar a quiénes se supone deben defenderte en Europa y no parece importarles un desahucio, una familia entera en paro y sin cobrar, una enfermedad de ésas “raras” para las que no hay subvenciones… y suma y sigue? Pues en cierto modo, crece la desazón y dices: “no voy, total, va ser siempre lo mismo”.

EUA ésto hay que sumarle que éstas son las elecciones con menos publicidad y conocimiento de la historia reciente que me acuerde. Vamos, me he enterado que tenía que ir a votar porque tenemos, afortunadamente, una oficina del censo electoral que se encarga de recordarte con un envío postal donde tienes que votar. Espero que se enteren de una vez que existen las tecnologías cómo SMS, e-mail e incluso, la llamada telefónica… así que si evitamos talar árboles o el coste de reciclar papel… mejor para todos. me pregunto a quién puede beneficiar una escasa, ínfima, casi nula publicidad de éstas elecciones y pronto caigo en la cuenta: a los mismos de siempre. ¿Conoces algún político al que no le guste la forma de su sillón? No he probado, pero tiene que ser cómodo de narices 😉

Así que si te sigues preguntando lo relevante de la votación, el hecho de que tú mañana contribuyas a cambiar cosas… y la primera es desmonopolizar el sistema jerárquico del bipartidismo. La manera de hacerlo es aupar a partidos considerados minoritarios para hacer que haya más de todos, así todos nos veremos representados. Si siempre se vota derecha o izquierda, no saldremos de la pastilla roja ó azul (¿qué, a que te suena ésto? ¿Creías que era simple casualidad? pues no, es pura causalidad)

Elige la pastilla roja o la azul... ¿no hay otra?

Elige la pastilla roja o la azul… ¿no hay otra?

La creencia popular refleja una realidad no muy lejos de la actual. La píldora roja y su opuesta, la píldora azul, son símbolos de la cultura popular que representan la elección entre abrazar la a veces dolorosa verdad de la realidad (roja) y la dichosa ignorancia de la ilusión (azul). Que curioso… son los colores del bipartidismo. Nada es casualidad una vez más. Míralo en Wikipedia, que tanto te gusta.

Otra buena razón es que si todos vamos a votar (utópico, pero una esperanza), y lo hacemos excluyendo en buena parte al bipartidismo, haremos patente una queja clara: que los partidos actuales no convencen, que no cumplen con lo que prometen y que de ellos sólo nos interesa que cambien para representar debidamente a juan Pueblo, o por el contrario, desaparezcan.

¿Que a quién votas? A quién te apetezca. Mañana un servidor ejercerá su derecho a voto porque quiero que las cosas cambien, que España tenga una representación real en la eurocámara, y si es posible, variada ya que el actual sistema, que no funciona, que quede fuera de juego y tenga que adaptarse a la realidad social del siglo XXI.

entendiendo esto

Abstenerse o votar en blanco, o el voto nulo, es dejar las cosas como están

Nos vemos en las urnas !!! Y si todavía no lo tienes claro, haz click aquí

About the Author

Angeloso Curioso

DIOS en Isla Tortuga

Bear
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas