LOS EX GUARDAESPALDAS DE KENNEDY REVELAN LOS DETALLES DE SU ASESINATO

Cada 22 de noviembre se recuerda un suceso tr?co que conmovi?la sociedad estadounidense y asombr? mundo entero: el asesinato del ex presidente de EE. UU. John F. Kennedy. Pasadas casi cinco d?das de la muerte de Kennedy, sus ex guardaespaldas revelan los detalles de aquel fat?co d?del a?963…..
todo lo demas en leer mass…

en un nuevo libro titulado 'The Kennedy Detail'.

El libro, puesto a la venta este lunes, fue escrito por uno de los agentes de seguridad de Kennedy, Jerry Blaine, en colaboraci?on la periodista Lisa McCubbin. 'The Kennedy Detail' contiene las confesiones y recuerdos de varios agentes de seguridad del ex presidente.

Clint Hill, el guardaespaldas de Kennedy que aparece en el hist?o v?o del tiroteo corriendo hacia el coche del presidente, confes? el libro que trat?e “hundir” su tristeza y el sentimiento de culpa en el alcohol.

“Le vi que se llevaba las manos a la garganta y se doblaba hacia la izquierda, salt?nmediatamente y corr?acia el coche, o?n segundo disparo, justo antes de llegar el tercer disparo le dio en la cabeza. 'Oh, Jack, ¿qu?e han hecho?', o?as palabras de la primera dama. Llegu?emasiado tarde”, lamenta Hill.

El hombre confiesa que a pesar de la existencia de un sinn?o de versiones sobre presuntas conspiraciones que apuntan a la mafia, la CIA, el FBI, la KGB sovi?ca y otras organizaciones, est?onvencido de que fue Lee Harvey Oswald el que mat?Kennedy aquel d?y de que realiz? crimen en solitario.

Entre otros detalles curiosos de aquel per?o Jerry Blaine reconoce que pocas horas despu?del asesinato de Kennedy estuvo a punto de matar por error al siguiente presidente de EE. UU., Lyndon B. Johnson.

Durante la noche, tras llevar 40 horas sin dormir, Blaine oy?ido en la residencia de Johnson, y al instante se encontr?ente al presidente apunt?ole con una pistola cargada. “Se palideci?e dio la vuelta y se fue”, recuerda Blaine.

Los agentes de seguridad describen en el libro el enorme sentimiento de culpa que les persigue desde aquel tr?co d? Sin embargo, tras a?de remordimientos Clint Hill ha podido reconciliarse con su conciencia y afirma: “Llegu? la conclusi?e que no hubo nada m?que pudiese haber hecho aquel d?.

Bear
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas