Gobiernos occidentales a la carga para completar dominación de Internet

Gobiernos occidentales a la carga para completar dominación de Internet

Google denuncia incremento de censura en Internet mientras Ley Sinde lanza ataque

Continúa la Primera Guerra Mundial por Internet LEER MAS >>>

Bogotá D.C., Junio 19 de 2012. Sala de Redacción. Google divulgó la lista de los gobiernos occidentales que más solicitudes han presentado para que el gigante de Internet borre resultados de su buscador e incluso videos de Youtube, lo cual es considerado por la compañía fundada por Larry Page y Sergey Brin como una muestra alarmante del crecimiento de la censura, algo que también consideran quienes bajo el hashtag #sindefensa, protestan contra la Ley Sinde y su más reciente ataque contra la Web de descargas directas, bajui.com a partir de una querella presentada por la española AGEDI (Asociación de GEstión de Derechos Intelectuales-Derechos de Propiedad Intelectual) y que realmente va dirigida contra el sitio uploaded.com, pero que obliga a bajui.com a suprimir o inutilizar el enlace correspondiente en el plazo de 72 horas desde se notifique y sin ningún tipo de defensa.

A la cabeza de los Estados “democráticos” de Occidente que han solicitado a Google el retiro de resultados de su buscador o de videos de Youtube, se encuentra Estados Unidos, cuyo gobierno ha presentado 6321 solicitudes que afectan a 12243 usuarios o cuentas especificas de Google, lo cual es visto por Google como una amenaza contra la libertad de expresión en Internet, según comentó la empresa en un mensaje, “Es preocupante no solo porque la libertad de expresión está en riesgo, sino porque algunas de estas solicitudes proceden de países inesperados, las democracias occidentales a los que normalmente se asocian la queja. “.

En efecto, entre los gobiernos occidentales que han solicitado a Google censurar enlaces o contenidos, en los últimos seis meses del año pasado no solo figura Estados Unidos, sino países como Brasil, con 1615 solicitudes, Reino Unido con 1455, Alemania con 1426, Francia con 1404, Italia con 844, Australia con 444 y España con 388 quejas.

En el informe, publicado por Dorothy Chou , analista de la política de Google, no se mencionan China e Irán, por cuanto ellos retiran los contenidos directamente sin notificárselo a Google.

Las democracias al menos tienen la cortesía de solicitar a Google que censure el acceso de sus millones de usuarios a resultados de búsqueda o contenidos pero el resultado es el mismo: La censura.

Google señaló que muchas de las solicitudes presentadas por los gobiernos, corresponden a intereses legítimos como el cumplimiento de leyes para suprimir expresiones de odio o violatorios de la intimidad, sin embargo, Google afirma que reciben más solicitudes de las agencias gubernamentales que tratan de usar su poder para suprimir puntos de vista u otros contenidos considerados como inaceptables.

Scott Olsen, sufrió una fractura en el cráneo durante las refriegas que se ocasionaron con la policía cuando los uniformados desalojaron a los Indignados de Oakland en 2011.

En cuanto a Estados Unidos, el interés de su gobierno por suprimir contenidos de la red, coincide con las denuncias hechas por algunos periodistas, como el reportero independiente Tim Pool, sobre los abusos de fuerza que la policía norteamericana realiza en forma generalizada contra los integrantes del movimiento anti capital Occupy, cuyos arrestos indiscriminados y con gran despliegue de brutalidad, han afectado a numerosos periodistas sin que sus credenciales impidan que también sean víctimas de la represión.

“En Nueva York a la policía no le importa si tienes el pase o no. He visto cómo un efectivo agarraba a un periodista que venía pasando y lo echaba al suelo. He visto cómo los supervisores han exigido interrumpir el paso de los periodistas”, dijo Pool.

Pero los motivos de preocupación de Google sobre el aumento de la represión gubernamental en Internet, encuentran otro argumento en España, donde la primera resolución de la Sección Segunda de la Comisión de la Propiedad Intelectual (CPI) en uso de la polémica Ley Sinde, desencadenada a partir de una querella presentada por la AGEDI parece demostrar que los peores temores de sus opositores son tan solo un pálido reflejo de la virulenta realidad contenida en esa norma.

La CPI usa la Ley Sinde contra el sitio web de almacenamiento (el servicio de ‘hosting’) y se considera al sitio de enlaces como un mero intermediario, por lo que deberá retirar los enlaces en 72 horas desde que se le notifique la resolución y sin posibilidad de alegar.

Los hechos se enmarcan en la querella de AGEDI, presentada el 2 de marzo de 2012 contra el sitio web de enlaces bajui.com, como parte de la avalancha de querellas presentadas por los defensores del Copyright contra un sinnúmero de sitios Web, al entrar en vigencia la Ley Sinde.

A partir de allí, la CPI, imputa a la empresa suiza de Hosting uploaded.com como responsable de la vulneración de los derechos de propiedad intelectual de la obra de Luz Casal ‘Un Ramo de Rosas’.

Usando una simple notificación, la CPI conmina a la compañía para retirar esos contenidos en 48 horas.

Posteriormente, a través de otra notificación vía internet, el dueño del sitio Web bajui.com fue advertido de la apertura del procedimiento contra uploaded.com, y se le obliga a suprimir o inutilizar el enlace correspondiente en el plazo de 72 horas desde que se le notifique.

Como bajui.com no es parte dentro del proceso contra uploaded.com, no tiene derecho a presentar ninguna alegación contra la decisión de la CPI, debiendo limitarse a cumplirla so pena de una multa de 150.001 euros a 600.000 euros, en virtud del artículo 38.2.b de la LSSI.

Pero ahí no termina lo polémico de toda esta situación, dado que la orden perentoria de la CPI, se “extiende a otros enlaces presentes y futuros a las mismas obras objeto de este procedimiento”.

Algo que es rechazado por David Bravo, el abogado de bajui.com, quien señala que la CPI “alega una doctrina del Tribunal Supremo que no existe y que obligaría a todos los sitios web a realizar un seguimiento permanente y continuo en busca de enlaces infractores, algo contra lo que sí se ha pronunciado el propio Supremo y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea”, que eximen de responsabilidad a los dueños de sitios web por contenidos de terceros. “Imagina, sitios como Menéame o la Wikipedia no existirían porque se basan en las aportaciones de los propios usuarios”.

En efecto, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, resolvió mediante una reciente sentencia que no se puede obligar a las redes sociales (Como Facebook, Twitter o Google+), a crear un sistema de filtrado generalizado para sus usuarios a fin de evitar el uso ilícito de obras musicales o audiovisuales.

El alto tribunal europeo señaló que “vulneraría la exigencia de garantizar un equilibrio justo entre la protección del derecho de autor y, por otro, la libertad de empresa, el derecho a la protección de los datos de carácter personal y la libertad de recibir o comunicar informaciones”.

Esta situación que vulnera derechos internacionalmente reconocidos como el derecho a la defensa y a un debido proceso, ha desencadenado multiples comentarios en Twitter:

Javier de la Cueva ?@jdelacueva “Mientras unos estan #SinDefensa, la cleptocracia está impune. Es la misma quiebra del Estado de Derecho, esto es, de la democracia”

David Bravo ?@dbravo: “Quitan jueces, te dejan #Sindefensa, instauran un sistema de autocensura basado en el miedo, pero los radicales somos nosotros por oponernos”

Enrique Dans ?@edans: “La aplicación de la ley Sinde va contra la ley… y contra el sentido común | http://edans.es/16712 #sindefensa”

José Muelas ?@josemuelas: “Eso sí, desde que cerraron megaupload los cines… ¿Se llenan?#sindefensa”

Fuente: http://bit.ly/NJTOsH

Bear
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas