Tengo un movil

Nuestro usuario Edgar Punset (El autor de la Historia Hacker que publicamos hace unos dias), vuelve a la carga con otra interesante historia. Esta vez se llama “Tengo un Movil”, y un interesante punto de vista sobre eso de tener moviles y moviles de ultima generacion.BIC[1]

Por cierto Edgar yo tambien llevo telefono… pero es un SmartWatch que se conecta con mi SmartPhone y que ademas el mismo es telefono movil (asi a los James Bond… eso de hablarle a la muñeca mola mucho). Asi que no eres el unico que tiene un reloj de pulsera… bueno, si, quizas uno de esos antiguos que son una joya del pasado como dices en tu articulo de HistoriaHumana.es. Pero en breve los telefonos de pulsera, volveran a hacerse famosos.

En LEER MAS >>> sus dejo con el articulo en cuestion que os hara replantearos eso de poneros un reloj de los de siempre en la muñeca, o bien poneros un nuevo SmartWatch.

Articulo “Tengo Un Movil” por Edgar Punset

Pido disculpas por anticipado si en algún tramo del texto el lector se siente ofendido,
pues el objeto y objetivo de mi WEB es remover conciencias, jamás pretendi ser
políticamente correcto, le ruego y animo a vd. a que si esto sucede continue leyendo.
Tengo un teléfono móvil, eso que en otros lugares llaman un «celular»,  y tu dirás ¡vaya
novedad!, pues si que lo es, hace tan solo diez años era lo mas normal, hace quince era
algo curioso, y a dia de hoy vuelve a ser algo curiooso eso de poder decir ¡tengo un móvil!
pues prácticamente todo el mundo tiene un smartphone, una tableta u otras cosas; en fín,
tienen juguetes que a veces utilizan como un móvil.
Se compraron todos esos aparatejos por el mismo motivo que hace diez años se
compraron el móvil, por aceptación social igual que casi todo el mundo lleva un reloj en la
muñeca, es simplemente un avalorio que todo el mundo tiene y si tu no luces el tuyo te
miran  mal; a día de hoy hay que comprarse un sartphone ya por obligación, vas a buscar
trabajo o quieres entablar una comunicación y siepre recibes las misma respuestas ¿
tienes mail? ¡dame tu feisbuk ¡lo seguimos en twiterrrrr!, vas a buscar trabajo o quieres
sellar el paro y te dicen «hagalo por internet» o te preguntan en la entrevista de trabajo
para una empresa de pinturas ¿domina el Wallapop?, bien, quedamos entonces que le
agrego al grupo de WhatsApp. Aunque tu no sepas muy bien para que narices. Cuando
salgas por la puerta comenzarán a «googlear» para saber si babeas con el Badoo, eres
adicto a las apuestas online o puede que se paseen por la “Deep Web” para consultar las
bases de datos hackeadas de las páginas de contactos para saber tus preferencias
sexuales; si descubren que nunca has visto porno en interernet o tienes la brillante idea de
mentir diciendo que nunca has bajado una película pirata estás perdido, te clasificarán de
«persona rara que oculta algo», aunque hayas puesto en tu currículum que eres Máster
del Universo en Arduino.
Pero no te preocupes, siempre te quedarán tu blogger o tu wordpress para quejarte,  y si
no, puedes ejercer de Vlogger en tu canal de YouTube revelando que todo está en la
dirección de Google Drive o DropBox que adjuntas en la descripcción. Pero no pongas los
archivos en MEGA que la gente odia cuando le sale el cartelito de «debe vd. instalar
cosas y mas cosas para poder descargar archivos de mas de 1 Gb.»; la culpa es tuya por
ser un pesado y enrrollarte tanto, si en unos pocos Kb. ya estaba explicado. Siempre te
quedará «Meneame» para llorar tus penas reclamando la dignidad mientras te bajas algo
pirata con uTorrent o el eMule si eres más antiguo, lo del Ares quedó ya para otros.
Aunque si eres español de menos de quince años lo tuyo a buen seguro es Tuenti,
Instagram “lo peta” pero es para un poco mas mayores… aunque no tenga yo demasiado
“Pinterest” en ello.
Como nos gusta jugar con palabrejas raras y flipar complicando las cosas.
Porque la gente ya sabe que lo habitual es mentir, ¿quien no ha puesto en su currículum
«inglés fulído y dominio de Internet»?; cuando se sabe que cada vez que te aparece un
cartel de error en inglés en la pantalla te aterrorizas, pero eres válido para la mayoría de
los puestos de trabajo dentro de los parámetros solicitados, alguien que sabe lo justo y
por tanto no se quejará, ya que necesita hasta mentir nen el C.V., consciente de sus
capacidades; en fín no eres peligroso para el sistema. Ahora que si  vas de santo o
demuestras saber mas que otros… ¡¡¡la cagaste!!!.
05 de Octubre de 2.015
Hoy hace 222 años que el Gobierno francés declara oficialmente abolido el cristianismo.Tengo un Móvil

No se, yo aguanté desde los años ochenta hasta la semana
pasada sin un reloj de pulsera en la mano, compré uno en un
momento de debilidad y rápido lo archivé en un cajón me parecía
de mal gusto que la gente te juzgase por los zapatos, la ropa o el
reloj, máxime cuando tan solo tienes que girar la vista para ver
miles de aparatos que te dan la hora gratis; finalmente sucumbí y
me lo he puesto en la muñeca, pero ha sido una concesión a mi
vanidad, un reloj que tiene mas de veinte años de antigüedad y
sigue funcionando perfectamente, además con la pila original y ya
no se fabrica. Me lo han intentado comprar varias veces por casi
200 veces lo que pagué pero no lo vendo, lo llevo para demostrar
que es eso, «un reloj» sin mas truco ni aspiraciones; a lo mejor
por eso no se rompe cada semana no me pide cada dos por tres
que actualice cosas raras que parecen palabras inventadas y no
me acojona cada diez segundos hablándome sobre mi seguridad
para sonsacarme información privada con la que  luego comerciar.
«como los tan populares SmartPhones».
Por cierto, este texto está redactado en un vetusto netbook de siete años de antigüedad
con Kirbian, menos de un quilo en un ordenador mas pequeño que una libreta, sentado en
un parque tomando el fresco (aunque la tecla “M” falle y me lleve loco), y luego
maquetado y publicado con un vetusto portátil de también siete años de antigüedad con
Windows XP; y no ha quedado tan feo, porque lo importante no es la forma si no el fondo,
Para que te sirven tantos colorines e iconos en el móvil? ¿alguno tiene utilidad? seguro
que si, pero tu usas los otros.
Vas al PlayStore u otro “Market”y comienzas a bajar «gratis» juguetes, un juego absurdo,
otro que te promete ser una super linterna, y por supuesto el Badoo, el Feisbuk y el
Wallapop… Pero nunca lees los permisos que aceptas al instalarlo, hazlo y alucinarás ¿te
parece normal que un juego de hacer botar pelotitas requiera de tu aprobación para tener
total acceso a tu agenda, registros telefónicos y ubicación GPS? …pues es lo mas
habitual, o que una colección de fotos de paisajes exija tu localización WiFi y datos de
conexión a internet. ¿es gratis? ¿eres tu el cliente al que le dan algo gratis o el producto
en forma de datos privados que alguien recopila y vende?.
Hay en estas tiendas “gratuítas” programas que te puedes bajar que ya rozan la
desfachatez, como “APPs” que te prometen ser un mando a distancia para la tele o
desnudar a las chicas con rayos X, ¿acaso tiene tu Smartphone infrarojos o rayos X?,
pero tu ya pinchaste en el botón donde pone “acepto que al instalar vd. pueda monitorizar
mis llamadas, agenda y localización”… Aparte también están las “APPs” de blanqueo;
alguien tiene doce mil euros de dinero negro, crea una APP y luego contrata a una china
por cuatro céntimos que tiene un mostrador con veinte teléfonos móviles descargando esa
APP con veinte identidades robadas pagando, una APP de fondos de pantalla absurdos
para que tu blanquees la pasta justificando ingresos legales de pago a nivel internacional e
inrastreables; además siempre hay algún tonto que también se descarga la APP (hay
vídeos documentados sobre este asunto).
Y es que no hay nada mas peligroso que descargarse algo gratis, el sistema es simple,
alguien crea un programa que te va a espiar y vender tus datos, luego lo cuelga el el
PlayStore y recibe dinero por varios miles de descargas; entonces la APP recibe quejas y
la empresa Google decide retirarlo del menú de descargas sin mas consecuencias, asi
que esa persona le cambia el icono y el nombre y lo vuelve a colgar pagando una tasa
ridícula de unos pocos euros.
Y esto es muy grave, que yo critique las descargas gratis siendo un aférrimo defensor del
software libre.
Una vez hube rooteado mi smartphone y visto lo que allí había decidí algo, cogí una
imágen (todo el software del sistema) y la personalicé en mi ordenador sin necesidad de
ceder toda mi vida privada a los servicios de descarga supuestamente gratuitos, cambié
la interface y el tamaño y tipo de letra por mis problemas de visión, quité lo que no me
gustaba y lo simplifiqué; entonces metí la imágen en el Smart y la dejé bloqueada como
un usuario normal y protegido sin rootear. A esto se le llama “cocinar una ROM”.
Porque lo que debería hacer cualquier persona RACIONAL es no fiarse demasiado
cuando te regalan «duros a cuatro pesetas» (un duro vale cinco  pesetas); si quieres algo
debes esforzarte, no vale pinchar en el botón que pone «gratis», mejor estudia varios
años el asunto o pagar a un profesional.
.
..
Aunque resulta que aparte de tener un teléfono normal como el que yo utilizo, si que es
práctico llevar en el bolsillo un ordenador de mano con cosas que SI pueden llegar a ser
útiles, yo lllevo unos cuantos traductores, un par de cursos que repaso en mis ratos libres
en cualquier lugar sin pesadas cargas, una buena colección de música y películas que voy
borrando a medida que veo, algún juego retro, un medidor, una lupa, la calculadora, la
cámara y el bloc de notas, la radio y algunas herramientas para moverme por la red, claro
está que la linterna también la utilizo. Sin embargo eso está siempre en mi bolsillo, es la
“navaja multiusos” lo que realmente utilizo es el teléfono, que es otro aparato aparte.
También tengo instalado un lector BIDI (códigos QR), pero solo me sirve para ver
promociones y publicidad. A mi juicio le faltan un encendedor, un abridor de botellines de
cerveza y un hilo dental para llegar a ser cualquier cosa menos un teléfono.
Vamos, que tengo dos aparatos, uno es el teléfono con batería para diez dias sin
necesidad de depender de un PowerBank (batería externa) o perseguir enchufes, y otro
es el ordenador de mano (así de llama desde el año 1.999) al que tu llamas SmartPhone
para momentos puntuales y que me sirve de “navaja suiza” siendo muy práctico en
momentos puntuales. No soy yo el que pertenece al SmartPhone absorto horas y horas
perdiendo el tiempo, es el Smart el que me pertenece y yo saco cuando es realmente
práctico. Además mi teléfono de 15 Euros que venía con 10 euros en llamadas gratis
tiene antirrobo, lo dejas sobre la mesa del bar y nadie lo toca, todos piensan “yo tengo
mas nivel”, “prefiero estar esclavizado con mi pantalla gigante que ni cabe en el bolsillo
instalando tonterías e intentando aparentar dicendo palabras raras que ni se lo que
significan”.
Tu flamante Smartphone no tiene antirrobo, te puedo explicar cien sistemas para utilizalo
una vez robado sin que por mucho GPS o lo que te prometan tu antivirus o compañía
utilizarlo impunemente. Si no, seguro que en YouTube encuentras unos cuantos miles de
vídeos de chavales de trece años que copiaron de otra copia de otra copia sobre como
hacerlo. Claro que tanto el fabricante como la policía sabe como localizarlo, pero para el
ciudadano de a pié esos conocimientos están vetados, no se sabe si es por “seguridad” o
para que el mercado continúe funcionando y compres otro SmartPhone, porque desde
luego el que se dedica a robarlos no lo va a comprar.
¿sabes lo que significa FACEBOOK? ¿y WHATSAPP?, ¿sabes lo que es ANDROID o de
donde salio?. Te dejo aqui el enlace a uno de los manuales de informática que redacté
hace tiempo, puedes consultar la página 33 para saber exactamente que tipo de aparato
tienes en la mano todo el dia.
Pulsa con el botón derecho y “guardar enlace como” para descargarlo.
Luego están los de la secta de APPLE, sus teléfonos llevan otro Sistema Operativo y otro
tipo de gestión, se basa en algo simple, el usuario no tiene derecho a nada y a cambio la
empresa le promete que siempre cuidará de el  y su sistema estará superprotegidísimo
chachi-piruli… En realidad una de las frases del fundador de la compañía fué “debemos
convertir al usuario en un predicador de nuestro producto” y así es, todos los que tienen
un iPhone son unos pesados diciéndote a todas horas lo fantástico que son su teléfono
iPhone, iPad o iChufa; aunque tengan los mismos defectos o mas que Android. ¡Ah si!
tambien estan los que llevan “Windows Phone”, cuando alguien los entienda que me pase
un aviso.
Se lo leí y ellos en gran algarabía agradecieron la aclaración; puesto que eran chavales del año 2.015 no pudo faltar la frase ¡hagámonos un “selfie”! Y en aquella foto quedamos retratados los chavales, yo y mi SmartPhone con la página de La Biblia, foto que debe rondar por alguna red social. Yo me marché y suspiré… “no todo está perdido” “hay gente que piensa en algo mas que el Candy Crush Saga”, si estos chavales tienen preguntas y curiosidad tan inusual en nuestros dias será porque tienen unos padres que se lo han inculcado, al final resulta que sucede lo que me enseñaron cuando estudiaba temas de seguridad, me explicaron que una sierra mecánica puede ser un arma pero no las podemos prohibir, lo malo puede ser su uso;  en la vida todo funciona igual, un SmartPhone no es malo, es útil y práctico, siempre y cuando sepas utilizarlo. Que genial es encontrar una gasolinera cercana gracias al móvil en el momento justo, que estupidez es estar mirando fotos absurdas y ocurrencias en las redes sociales sin objeto alguno.

Ala pues, te dejo una imágen de mi SmartPhone para que sepas que yo también tengo uno  aunque odie Android :-P.

Puesto que es el idioma de moda XXDD, el vídeo musical de este texto viene en…
¡catalán!.

Como dice mi Hacker favorito “Chema Alonso

…Yo estoy convencido de que al igual que ahora nosotros profanamos las tumbas de los egipcios para saber que hacían aquellas gentes, en cien años alguien cogerá toda esa información que recopilan las grandes multinacionales para saber porqué la humanidad se fué al carajo.

Bien, pues ayer tuve que desplazarme lejos y lo hice en tren, me llevé una mochila con
papeles y un bocadillo, una vez en mi destino y realizado la mitad de los trámites me dijeron
que debía esperarme cuatro horas, era mediodía así que entré en el supermercado y
compré dos botes de cerveza; una vez hecho esto me senté en un banco en una rambla
cualquiera y procedí a comerme el «bocata» tomando el solecito (soy como una lagartija,
me encanta el sol); entonces aparecieron unos doce chavales de unos nueve años y se
sentaron en el banco de enfrente, era obvio que acababan de salir del colegio, estos
comenzaron a mirarme con la curiosidad propia de la edad hasta que finalmente uno me
sorprendió preguntándome ¡Señor! ¿Jesucristo nació en Belén o en Jerusalén?… Me quedé
en blanco y dije… ¡pues me acabas de pillar! ¡yo que creía estar enterado del tema!.
También agradecí la falta de complejos de la juventud sin prejuicios preprogramados,
cualquiera hubiera dicho “un vagabundo”.
Pero entonces les dije “espera” y eché mano a la mochila sacando mi SmartPhone, ellos se
sorprendieron pues al ver una mochila, dos cervezas, un bocadillo y un teléfono de diez
años de antigüedad sobre el banco habían supuesto que no sabría lo que era un
SmartPhone. Comencé a mirar en el único libro que tenía en este, llamado LA BIBLIA y
aprovechando la función de búsqueda rápidamente encontré el pasaje  donde decía…
…Cuando Jesús nació en Belén de Judea en dias del rey Herodes, vinieron del oriente a
Jerusalén unos Magos…

La obligada pregunta sería… y después de todo este rollo macabeo ¿por qué no tiene la tarjeta telefónica en el Smartphone y se ahorra un aparato?                 .Por algo será.    <– Yo lo tengo -Comentario Jocoso del Angeloso.

1 Comment on "Tengo un movil"

  1. Muy buen manual el que proporciona

Los comentarios están cerrados.

Bear
A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas