Ya conocen la terrible noticia: Softonic, una de nuestras joyas del emprendimiento, está a punto de dejar a 200 trabajadores en la calle. Todos en el sector sabíamos que las cosas se le estaban poniendo feas a Tomás Diago, su fundador, pero no que fuese necesario un tijeretazo que, espero equivocarme, presagia acontecimientos aún más funestos.

En el comunicado, la empresa achaca el ERE a un “descenso constante en el tráfico de usuarios”. Esto es la versión oficial; luego, a quien le pregunta, se le remite a un cambio del algoritmo de Google que les ha hecho polvo. Y bien, quizá sea cierto, pero no es ni mucho menos el principal de los motivos. Desde que Google cambiase el pasado verano a Panda 4.0, el nuevo algoritmo, el tráfico de Softonic no sólo no ha caído, sino que mejoraron en septiembre las cifras de junio. Es más, si prueban a buscar algunos de los programas más populares, como VLC, Avast! o WinRar, verán que Softonic sigue apareciendo en la primera página de resultados.

No, no es cosa de Google. La sangría de tráfico venía fraguándose mucho antes, y el único culpable es Softonic.

Continua en LEER MAS >>>