EE UU debate si hay que dar prioridad a los
servicios de Internet que paguen m?

Por Merce Molist (un abrazo muy fuerte desde los USA), Fuente: El Pais.
Berners-Lee: “Cuando, hace 17 a? dise?a 'web', quise que fuese una plataforma universal y neutral. Todos pagamos por conectarnos, pero nadie debe pagar para tener un acceso exclusivo a nosotros”

Sigue >>>

Se est?ibrando una batalla pol?ca y di?ctica en Estados Unidos por el control de los servicios de Internet. A un lado est?las grandes operadoras de cable y telefon? Al otro, las empresas y l?res de la Red, peri?os, artistas y grupos civiles. En medio, una reforma radical del campo de juego de las telecomunicaciones.

El tel?e fondo de este conflicto es el negocio en Internet, concretamente la oferta de contenido audiovisual y telefon?IP, que enfrenta a las viejas y nuevas compa? tecnol?as. El concepto clave es la llamada “neutralidad de Internet”, entendida como el hecho de que cualquier empresa pueda ofrecer los servicios que quiera sin que las operadoras den prioridad a unos por delante de otros.

Esta neutralidad, que obliga a quienes controlan la infraestructura a manejar el tr?co en t?inos igualitarios, lleva a?siendo objeto de controversia. Las operadoras aducen que, para ofrecer una buena calidad de servicio, alguien debe pagarles la inversi?n equipos.Diversos elementos han vuelto a poner a las operadoras en pie de guerra. Se quejan de que el gran tr?co de contenidos audiovisuales por las redes P2P consume un ancho de banda que nadie les paga. Tambi?la telefon?IP conlleva nuevos problemas t?icos en sus redes. Y en conjunto, estos fen?os, junto con las conexiones inal?ricas, les est?quitando negocio.

Sus quejas llegan cuando est?n marcha un ambicioso proyecto gubernamental en Estados Unidos, cuyo objetivo es igualar legalmente las operadoras telef?as a las de cable, para que ambas puedan ofrecer televisi?or demanda y est?sujetas a las regulaciones del cable, m?laxas.

Este cambio se acompa?e una redefinici?e las normas de juego, con la reforma de la Ley de Telecomunicaciones. La Federal Communications Commission (FCC) tiene su particular visi?e la neutralidad de Internet, que quiere traspasar a la reforma: los ISP deben permitir a los consumidores acceder a cualquier aplicaci?contenido o servicio, pero se permite la discriminaci?n casos de seguridad (bloquear a un spammer masivo), o para dar mayor ancho de banda a determinados servicios especializados.

El problema desde el punto de vista empresarial reside en que todo el mundo quiere entrar en el negocio del v?o bajo demanda: las grandes operadoras, pero tambi?Microsoft, Google o Yahoo! Y ?os ven c?la reforma de la ley podr?otorgar a los grandes el control de esos servicios.

Tuber? gratuitas

Ed Whitacre, jefe ejecutivo de AT&T, inici? debate al criticar p?camente a compa? como Google o Yahoo!: “Quieren usar mis tuber? gratuitamente, pero no les voy a dejar porque hemos gastado nuestro capital en ellas y queremos un retorno de esta inversi?Por tanto, deber?aber alg?ecanismo para que esta gente pague una parte de lo que est?sando. ¿Por qu?az?eber?permitirles usar mis tuber? gratuitamente?”.

Con este objetivo, las grandes operadoras, como AT&T, Verizon, Comcast o Time Warner, han iniciado una campa?e presi?n Washington. El 8 de junio, la C?ra de Representantes vot?a reforma de la Ley de Telecomunicaciones que mantiene los principios de neutralidad dictados por la FCC, que permite a las operadoras dar servicios preferentes. Empresas como Google, Amazon, eBay, Intel, Microsoft o Yahoo, y personajes como el creador de la World Wide Web Tim Berners-Lee, Vinton Cerf, y los principales peri?os se han unido en la plataforma Save the Internet (Salvemos Internet), que pide una ampliaci?e los principios de neutralidad de la FCC. Seg?ste frente, las operadoras quieren convertir Internet en un coto privado, donde sus servicios tengan prioridad frente a los de las peque?empresas, que ir?m?lentos: “Ahora, los consumidores tienen el control final, eligen entre el contenido a su disposici?que tiene ?to o fracasa por su propio m?to. Sin la neutralidad, Internet ser?na televisi?or cable: los barones del ancho de banda decidir?qu?ervicios est?disponibles y los consumidores deber?escoger de este men?as voces y negocios independientes ser?silenciados”.

Berners-Lee explica, desde su blog: “Cuando, hace 17 a? dise?a web, quise que fuese una plataforma universal y neutral. Cualquiera puede hacer una nueva aplicaci?in preguntarme a m?i a nadie. Y si nos conectamos a Internet, podemos usar la aplicaci?ue queramos, sin discriminaci?or quienes somos o qu?stamos haciendo. Todos pagamos por conectarnos, pero nadie debe pagar para tener un acceso exclusivo a nosotros”.

Las operadoras han creado otra plataforma, Hands Off The Internet (Las manos fuera de Internet), contra la neutralidad: “Internet ha tenido ?to por el m?mo impacto legislativo que se ha hecho sobre ella. Esto ha permitido ampliar las posibilidades de elecci?e los consumidores y las inversiones de capital. Si el Gobierno empieza a regular, ni que sea un aspecto, esto llevar? un sinf?de nuevas leyes. Lo que, a su vez, cambiar?as libertades fundamentales de Internet”.

El libre mercado es un argumento de peso en Estados Unidos, al que responde Save The Internet: “Convertir la neutralidad en ley preservar?as libertades que actualmente disfrutamos. A pesar de su defensa de la desregularizaci?los gigantes del tel?no y el cable, que dominan el 98% del mercado de acceso al ancho de banda, no quieren una competencia real. Quieren reglas especiales escritas a su favor”.

El Centro para la Democracia y la Tecnolog?(CDT) ha aportado una posible soluci?que gusta a las operadoras y reabre otro eterno debate: el de crear dos Internets.

Seg?DT, es necesario que Internet mantenga los principios de la neutralidad pero, por otra parte, “las grandes operadoras deber? ser libres de experimentar con servicios no neutrales, en las partes de sus redes que no sean Internet”.

Servicios de transporte o de informaci?? es la cuesti?font>

En Estados Unidos, las operadoras de telefon?que dan acceso a Internet han sido consideradas legalmente “servicios de transporte de telecomunicaciones”. En cambio, las operadoras de cable son “servicios de informaci? sujetos a menos regulaciones porque esta “informaci?se acoge a la libertad de expresi?, por tanto, las operadoras pueden filtrar y ofrecer los contenidos que quieran.

En agosto de 2005, la Federal Communications Commission reclasificaba a los proveedores de ADSL, que pasaron a considerarse “servicios de informaci? y cambiaba las regulaciones del sector de las telecomunicaciones, para que se acogiese a los m?laxos “cuatro principios de la neutralidad de Internet”. ?tos son, seg?a FCC, los principios: “Los consumidores pueden acceder a los contenidos de Internet que quieran. Pueden usar las aplicaciones y servicios que quieran, siempre que sean legales. Pueden conectar los dispositivos legales que quieran a la red y tienen derecho a la competencia entre proveedores de redes, aplicaciones, servicio y contenidos”.

A finales de 2005 empez? proceso para incluir estos principios en la Ley de Telecomunicaciones. El 25 de mayo de 2006, el Comit?udicial aprobaba el anteproyecto de ley Internet Freedom and Nondiscrimination Act, que preserva los cuatro principios, con los votos en contra de buena parte del Partido Republicano y en medio de una turbia batalla entre el Comit?udicial y el Comit?e Energ?y Comercio, por el poder de regular Internet.

El 8 de junio, la C?ra de Representantes aprob? proyecto de ley Communications Opportunity, Promotion, and Enhancement Act, que sigue tambi?los cuatro principios, considerados insuficientes por la plataforma Save the Internet.

Una enmienda a este texto, la Internet Freedom Preservation Act, consegu?un empate de votos en el Senado. El balance final entre ambas visiones corresponde a la C?ra Alta, que lo seguir?iscutiendo en lo que queda de este a?/font>

Bear